“Tenemos más PLAICMAS, una relación muy fortalecida con las autoridades y unos productos útiles para cualquiera que emprenda los desarrollos de la acción integral contra minas”

Entrevista a Alvaro Jimenez Millan

El consorcio Método-CCCM entrevista al experto Álvaro Jiménez Millán, en la Conferencia Episcopal de Bogotá (Colombia),  como parte del evento de Capacitación anual y cierre del diseño e implementación de la estrategia de gestión territorial a nivel municipal y departamental, celebrado del 30 de noviembre al 4 de diciembre de 2015.

Entrevista a Álvaro Jiménez Millán

 

¿Qué diferencias logró encontrar en los territorios intervenidos?

No creo que existen las diferencias que hay en nuestro país. Hay departamentos que tienen un mayor desarrollo, departamentos que tienen una mayor fortaleza institucional, departamentos que tienen una vida menos convulsionada por el conflicto armado, y otros en donde el conflicto armado y el tema de las minas se han vuelto muy relevantes. Creo que esas diferencias van a hacer parte de los retos que vamos a tener que enfrentar en las etapas subsiguientes de desarrollo, no sólo del proyecto sino de la acción integral contra minas.

¿Cuál cree que fue la principal fortaleza de este proceso?

Yo siempre creo que la mayor fortaleza que tiene un proyecto, una empresa, una institución, el Estado mismo, la sociedad, es su recurso humano. Y considero que el recurso humano que nosotros tuvimos durante el proyecto, si bien pudo haber cometido errores, equivocaciones, tener falencias, es un equipo humano que se parece mucho al país; y en tanto que eso, por vivir la situación misma del conflicto armado en sus territorios, por pertenecer a las mismas comunidades sobre las cuales trabajaron, es un recurso humano que estaba muy calificado para adelantar la tarea y creo que los resultados excedidos que tenemos hoy en relación con las necesidades planteadas por el proyecto, dan muestra de ello. Es decir, tenemos un mayor número de PLAICMAS construidos, tenemos una relación con las autoridades a nivel municipal y a nivel departamental muy fortalecida y tenemos, obviamente, unos productos que son útiles para cualquiera que emprenda los desarrollos de la acción integral contra minas hacia adelante.

“El recurso humano que tuvimos durante el proyecto se parece mucho al país, por vivir la situación misma del conflicto armado en sus territorios y por pertenecer a las mismas comunidades sobre las que trabajaron”

¿Y la principal debilidad?

Considero que la debilidad es también la que se expresa en la vida institucional colombiana. Las amenazas que existen están dadas por el cambio de gobernantes que se sucede ahora en el mes de enero y que seguramente va a exigir un periodo de transición mucho más largo para que haya unos empalmes adecuados y para que esperemos en esta ocasión si se construye sobre lo elaborado por parte de los nuevos gobernantes y no se echa al trasto de la basura todo lo que se ha venido trabajando por estos tres años.

“Las amenazas que existen están dadas por el cambio de gobernantes”

¿Cómo ve la articulación interinstitucional para el tema de minas antipersonal?

Yo creo que es el tema con mayores debilidades. Creo que la cultura de la coordinación, de la articulación de procesos, la generación de redes de trabajo, son unas de las debilidades que tiene no sólo el Estado sino la sociedad colombiana misma. De hecho, somos muy buenos en términos individuales, pero poco fuertes en términos colectivos. Y creo que esa fue nuestra mayor debilidad pero es una debilidad que obedece más a la inexistencia de proceso de confianza, de articulación, de coordinación, en una sociedad como la nuestra.

“Somos muy buenos en términos individuales, pero poco fuertes en términos colectivos”

¿Cómo ve el desempeño de los comités de justicia transicional en relación con la acción integral contra minas antipersonal?

Depende mucho del territorio del cual estemos hablando. Una cosa es Antioquia, otra cosa es Arauca, otra cosa es el Cauca. Es decir, cada uno en su desarrollo regional tiene unas fortalezas y unas debilidades. Pero creo que lo importante es resaltar que en la mayoría de los territorios este instrumento que surgió de la ley de víctimas ha funcionado. Es eficiente en términos de que mantiene su operatividad, así muchas de sus tareas y de sus propósitos no estén suficientemente logrados. Creo que el camino que han emprendido es un camino correcto y apunta a la dirección adecuada.

“En la mayoría de los territorios el comité de justicia transicional que surgió de la ley de víctimas ha funcionado”

¿Ve alguna relación favorable de algún partido político en la acción integral contra minas antipersonal?

Creo que los partidos no tienen mucho interés ni mucho conocimiento sobre la acción integral contra minas. Los partidos en Colombia desafortunadamente hablan de generalidades, tienen unos conocimientos muy individualizados y no son del colectivo. Por tanto, yo diría que no tenemos una relación fuerte, vigorosa, que permita decir que algún partido tiene tareas específicas sobre este tema. Seguramente puede surgir alguien que diga: “es que nuestro partido va a hacer esto o aquello”, pero serán elementos coyunturales.

Lo que sí creo es que ha habido gobiernos que han avanzado mucho en este periodo y no puedo decir que sea uno o dos departamentos. Creo que la mayoría de los departamentos lograron avanzar, apropiaron el criterio y han colaborado mucho en eso. No sólo la existencia de este proyecto sino que también hay un clima en el país… El tema del acuerdo especial con las FARC, el tema de la visibilización de las víctimas, el tema del desarrollo de la política de acción integral contra minas y la mención presidencial del tema y de otros actores como la sociedad civil, pues obviamente han hecho fácil que la cuestión sea vista y observada por parte de todos los actores de la vida social en Colombia.

¿Cuáles fueron los principales aliados durante el proceso para la realización de los planes de acción PAICMA?

Los gobiernos locales. Creo que los funcionarios públicos en distintos municipios y departamentos fueron nuestros principales aliados. Igualmente creo que actores de la comunidad en esos territorios fueron actores importantes para el trabajo de los gestores, y en el caso particular nuestro pues evidentemente el DAICMA fue un aliado invaluable que permitió que se siguiera trabajando digamos de manera continua. Y yo diría también que de alguna manera y como no, la comunidad internacional que es la que puso el recurso para poder desarrollar esto. Es decir, los pueblos de la Unión Europea que cooperan con sus impuestos para que Colombia pueda hacer este proceso. A ellos hay que agradecerles.

“Los funcionarios públicos en distintos municipios y departamentos fueron nuestros principales aliados para la realización de los planes de acción PAICMA”



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>