Cauca

En el Departamento del Cauca no ha pasado un día del 2012 sin que alguna estructura de las FARC, el ELN, o las BACRIM, no haya realizado un acto de violencia. Decenas de asesinatos, centenares de heridos, casas en ruinas y zozobra generalizada es el ambiente que viven los pobladores de municipios: Toribío, Caloto, Guapi, Timbiquí, Villa Rica, Argelia, Miranda o Jambaló.

Las FARC, con dieciséis frentes y la columna móvil Jacobo Arenas, son las que más daño causan a la población caucana seguidas por el ELN con cuatro compañías y por los paramilitares, hoy llamados genéricamente BACRIM, que despliegan su accionar fratricida bajo grupos como Los Rastrojos, Nueva Generación, Águilas Negras, o el Bloque Central Cauca.

Bajo esta circunstancia, las comunidades del Cauca atraviesan una grave situación humanitaria, precariamente atendida por un Estado que concentra sus esfuerzos en las acciones militares, en una evidente contradicción con el discurso de la ley de víctimas.

-Esquemas de coordinación municipales

 

-Estado del Arte

 

-Planes Locales de Acción Integral Contra Minas Antipersonal

 

-Planes Territoriales Municipales y Departamentales

 

-Mensajes de radio